29
Dic

Pequeño homenaje a nuestro amigo Aitor Basabe

Como muchos de vosotros sabéis el día de Nochebuena recibimos una de esas noticias que nunca quisiéramos recibir pero que por desgracia se reciben.

Todavía en estado de shock queremos escribir 4 líneas en homenaje a Aitor Basabe, gran cocinero pero sobre todo gran amigo.

Como cliente habitual de Arco nos quedamos con los achuchones que nos daba con esas grandes manos que tenía cada vez que venía. Como le gustaba enseñarnos las setas que acababa de recoger o los peces que acababa de pescar.

Nos quedamos con su recuerdo, una persona de las que realmente dejan huella.

Como profesional poco podemos decir que no se sepa. Compartimos una carta que ha escrito otro gran cocinero, Aitor Elizegi. Compartimos hasta la última coma.

Te echaremos de menos Aitor Basabe. Las raíces del Arbolagaña seguirán creciendo y haciéndose más fuertes contigo en el cielo. El mito del Txakoli en el Árbol en Ibarrekolanda perdurará como parte de la historia de nuestro barrio, y que gracias a figuras como tú, estamos orgullosos de pertenecer.

aitor basade

Te vas sin avisar Basabe , te vas con la cebolla a fuego suave y las lubinas vivas , sin escamar . Te vas sin avisar que se te echaba tanto de menos .
Te vas en un invierno que no viene , en un frío que no llega , seguro que es Navidad ? te has escapado a por unas botellas de oporto viejo ? ¿Vas dejar esta ronda de gildas sin pagar ?
Me quedo sin profesor del buceo de la vida , de la apnea de madrugada , de la bocanada sin reservas a cada minuto de la vida .
Gigante sobre la copa de los robles , Arbolagaña, cocinero con arte y museo , de carcajada y latido enorme , con pulsaciones de submarino .
Donde queda guardado todo de lo que tanto sabías ? Quien cojones nos descubre hoy un vino , un queso escondido , un postre imposible ?
Que van hacer los bosques con todos los boletus que dejas , que hace el mar con tanto dentón , con tanta centolla ? , solo los percebes celebran tu adiós.
Toneladas de Chef pierden Ana , y los tuyos , y esta ciudad y la cocina de verdad , sin trampa ni cartón , Chef con estrellas de mar .
Pocos cocineros han sabido hacer tanto con tan pocos elementos , resumen de genio y recolecta , pescado de entraña , donde no queda oxigeno , minimalismo del borbotón y del sabor a quemarropa , rey del cacao.
Por todas las horas de vuelo juntos, por todas las resacas que no has tenido , por todas las veces que me has animado a jugar ” la otra liga ” , por levantar con esas manazas la cocina bizkaina y la cocina de verdad, por aliñar tus recetas y las de otros con una sonrisa , por discutir hasta el fin de la cazuela sobre nuestra profesión desde el respeto, por que no nos hubieras dejado llorar mas : que suene grande , como un trueno ahí arriba tu carcajada de libertad.
Todavía espero una llamada : “falsa alarma , el cabrón lleva dos días en una cueva esperando a 20m de profundidad un Mero amarillo ” os prometo que era capaz.
No habrá fondos del mar ni laderas de monte para tantas cenizas. No entraran tus manos , ni tus pies tamaño aletas , ni tus pulmones de atún rojo , no quedaba seguramente neopreno para proteger del frio tanto corazón .
Descansa en paz en el fondo de todos los mares y de todos los corales , descansa en paz en las laderas de todos los bosques donde brota cada primavera u otoño la vida , descansa por fin Basabe, ya no tienes que volver al servicio de esta noche.

Fuente: https://www.facebook.com/elizegiaitor?fref=ts